Una correspondencia, una vida

Quería hoy comentarte mi lectura de las Cartas escogidas de William Faulkner, recopiladas por Joseph Blotner (autor, además, de una de las más fiables biografías del novelista de Oxford) y editadas por Alfaguara, como parte de lo que ellos llamaron el «Año Faulkner» (2012) cuando se cumplieron cincuenta años de su fallecimiento (6 de julio de 1962). La recopilación de la correspondencia faulkneriana nos ayuda, como era de esperar, a conocer un poco al hombre detrás de la obra. Aunque la mayoría de sus cartas hablan o están relacionadas con el proceso de creación de sus diversas novelas y volúmenes de relatos, en varias de ellas se vislumbran las costumbres de Faulkner en su vida privada, razón por la cual siempre manifestó su desagrado con la idea de acercar al gran público su correspondencia. Fue la voluntad de sus descendientes y el incalculable esmero de Blotner los que hicieron posible que hoy podamos disponer de este material valiosísimo.

Cartas escogidas de William Faulkner. Madrid, Alfaguara, 2012. 648 páginas

Empezando por su viaje a Europa en 1925, siguiendo con el significado de la publicación de La paga de los soldados (1926), su primera novela, hasta la composición de sus grandes obras El ruido y la furia (1929) o Mientras agonizo (1930), la continuidad de la correspondencia reunida nos revela el carácter de un hombre de fuertes ideales y convicciones, y de arraigada tradición sureña. Es notable el orgullo que siente hacia su oficio de escritor y los ingentes esfuerzos que hace para aclarar a sus allegados que él no es un «literato», sino simplemente un hombre que ama los libros y que, como tal, lo único que hace con ellos es leerlos y escribirlos (como si esto fuera poco). También es digno de mención su esfuerzo sobrehumano por huir de cualquier tipo de publicidad y su titánico afán por preservar intacta su intimidad en la finca Rowan Oak, en pleno corazón de Oxford, condado de Lafayette (Mississippi).

Entre las cartas seleccionadas abunda la comunicación que mantuvo con varios de sus agentes literarios y con los representantes de Random House Mondadori, editorial que publicó la mayoría de sus trabajos y a la que le unió una fructífera relación autor-editor. También es reseñable la tardía amistad que entabla con Jean Williams, una joven escritora de Memphis a la que Faulkner sirve de mentor y a quien consigue colocar en el mundo editorial. Es admirable la abnegación con la que le vemos exhortar el ánimo de la joven prodigio, basando siempre sus consejos en la realidad última de la vida del artista, y que Faulkner siempre promulgó desde muy diversos púlpitos: que el arte no tiene nada que ver con la paz y el contento.

William Faulkner en plena labor

Por lo demás, la compilación nos permite el acceso a una cara distinta del Faulkner que siempre conocimos. Sabremos de sus constantes penurias económicas, de su galopante alcoholismo, de la frustración que le causaba su parasitario árbol genealógico, del orgullo velado de incertidumbre que despertó en él la recepción del premio Nobel…, y presenciaremos, además, los instantes finales de su vida, truncada cuando planeaba un cambio de aires definitivo y, quizá, alguna obra postrera. Podremos conocer también qué sentimientos despertaban en su ánimo sus trabajos y el entusiasmo vital que entregó a la composición de cada uno de los mismos, así como el cansancio insoslayable que se apoderó de su espíritu en los últimos años pero que, así y todo, no le impidió terminar una carrera brillante con la grandeza que se merecía, culminando la celebérrima Trilogía de los Snopes.

Nada más que pueda decir desde aquí, sino recomendar la compilación a todos aquellos que ya estén algo empapados de la obra faulkneriana. En estas páginas encontraréis otra dimensión de lo ya conocido y los secretos entresijos que empujaron a este escritor, granjero, padre, ciudadano comprometido y artista íntegro a su composición.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.