La piscina

La casa tenía piscina, pero casi no pude usarla. El primer día, tras lanzarme de cabeza y nadar hasta el fondo, me encontré con el rostro del hombre que se había ahogado allí quince años antes.

Esa misma tarde la cubrí con la lona protectora.

1 comentario en “La piscina

  1. Excelente cuento. Adoro las piscinas, pero solo en la literatura y el cine. Las obsesiones de J. G. Ballard con las piscinas vacías. El maravilloso relato de “El nadador” del magistral John Cheever con película incluida con Burt Lancaster. Las piscinas con aquellas chicas guapas y tontas de las novelas de Raymond Chandler. Tu personaje lo he imaginado dándose de cabeza con el cadáver de Joe Gillis (William Holden) en “Sunset Boulevard” de Billy Wilder; ese cadáver que cuenta la historia aún estando muerto.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.