«Voyeur»

Desde un rincón en penumbras de la habitación observo tus rituales amatorios, el amplio desfile de personajes anónimos que pasan por nuestra cama y con los que te has propuesto, sin duda, recuperar el tiempo perdido. Jamás podré expresar con palabras la mezcla de furia y excitación que me provoca mirarte y devorar tu cuerpo, ahora, solo con los ojos.

Para muchos puedo ser un vulgar mirón, un simple voyeur; para otros, una más de las sombras inquietas que acuden desde el otro lado para vigilar a los suyos. Lo cierto es que, tras una muerte tan repentina, podrías haberme guardado el luto durante al menos una semana…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.