Las paredes de mi habitación

Si ellos no las ven, ¿será porque en realidad no existen? Si pretenden que duerma en esta habitación infestada de monstruos, ¿será porque solo yo los percibo?

Cada noche es una pesadilla. Cada siesta, una tortura. Cada momento de juegos aquí dentro, un pequeño tormento. Agazapada en mi rincón, observo cómo invaden mi realidad. ¿Serán reales, tangibles…, o solo un producto de mi imaginación?

En algún momento me preguntarán por qué no puedo dormir por las noches, o por qué, en plena madrugada, me despierto gritando tras sentir que se abalanzan sin remedio sobre mí. También me preguntarán por qué durante el día intento no permanecer en esta habitación. Y entonces tendré que decirles la verdad, y para entonces mi ánimo será tan convulso que no tendré otro remedio que gritar:

—¡¿Por qué ha de ser?! ¡¿Es que acaso no las veis?! ¡¿Acaso no veis a todas esas criaturas sin forma… arrastrándose por las paredes de mi habitación?!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.