Literaturas del encierro VII: Goyen y el gótico sureño

Los que somos amantes de los relatos ambientados en el llamado Deep South norteamericano, y además adeptos al género oscuro, encontramos un placer lector sin igual en la obra de una serie de autores que han sabido desnudar las aristas más oscuras del alma humana en estos entornos tan particulares. Por supuesto que William Faulkner es el máximo exponente de esta literatura, pero al genio de Mississippi le han salido unos cuantos hijos literarios —más de los que podríamos contar aquí, realmente—. Entre sus compatriotas destacan Carson McCullers y Flannery O’Connor en narrativa, y Tennessee Williams en teatro; pero entre estos ilustres nombres es justo destacar el de un autor prácticamente desconocido para el gran público, pero cuya literatura exhibe una excelsa calidad: William Goyen.

7127eiZbh1L

La misma sangre y otros cuentos, de William Goyen. La Compañía, Buenos Aires, 2011. 151 páginas

Goyen cultivó el cuento de vertiente gótica ambientado en el sur de los Estados Unidos mediante un estilo muy personal; adoptando puntos de vista inusuales, elabora en sus relatos un espejo de la sociedad sureña a través de sus miserias e inquietudes, para llegar a la formación de una visión globalizadora del espíritu humano. La violencia casi siempre está presente en sus narraciones, casi como un sustrato inevitable de todo acto humano y de su comportamiento en sociedad. El goticismo de sus relatos radica, por supuesto, en usos y costumbres propios del modo de vida sureño, en los que veremos la intervención de ritos vudús y supersticiones asociadas a la vida en los pantanos. Todo esto combinado con un agudo retrato de la humanidad en el que sobrevienen pasiones, impulsos e instintos incontrolables.

La misma sangre y otros cuentos incluye una magnífica selección de lo mejor de la narrativa breve de Goyen. Entre los cuentos compilados destacan el que da título al volumen, oscura y trágica historia de una maldición genética; «Preciada puerta», el que abre el libro, sobre la enigmática crónica de una supervivencia en medio de un cataclismo; «Zamour, historia de una herencia», en el que vuelve a hacerse hincapié en la maldición atávica; y «Si tuviera cien bocas», sin duda el más estremecedor de los cuentos aquí reunidos, una historia de violencia, incesto, linchamientos y descarnadas venganzas pasionales.

920x920

William Goyen (1915-1983)

William Goyen nació en Trinity, Texas, en 1915. Vivió durante un tiempo en California, Nueva York y Europa, y posteriormente regresó a América, donde enseñó escritura en las prestigiosas universidades de Princeton y Columbia. El 1963 contrajo matrimonio con la actriz Doris Roberts. Durante años cultivó con maestría no solo el cuento, sino también la novela y el teatro. De sus obras cabe destacar Arcadio (Versal, 1991), La casa del aliento (Cátedra, 1993), Los fantasmas y la carne (Lumen, 1969), Ángeles y hombres (La Compañía, 2009) y sus Cuentos completos, editados por Seix Barral en 2012. Goyen falleció en 1983.

La misma sangre y otros cuentos es un excelente volumen de relatos que recrea lo mejor del Southern Gothic, un derivado del clásico gótico americano adaptado a las tierras de Mississippi, Tennessee, Alabama, Luisiana, Arkansas, Oklahoma, Texas y toda la franja sureña, tierra plagada de magia, misterios, racismo, pasiones familiares y una tradición soterrada de violencia que narradores como Goyen han sabido convertir en magnífica literatura. Ideal para estos tiempos de encierro forzado…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.