Un año muy especial

2019 está tocando a su fin, y lo cierto es que ha sido un año muy especial en mi vida, especialmente a nivel profesional. Fue el año que me permitió dedicarme por entero al oficio de escritor, un sueño que venía persiguiendo desde hacía más de quince años. Y me pareció que esta entrada final de 2019 en El Disparaletras® era una ocasión inmejorable para agradecer a todos aquellos que han ayudado a que este sueño se haya hecho realidad.

2020.jpg-600x399

En primer lugar, a todos los lectores y lectoras, a todos aquellos que se han aproximado a mis libros. A los que me han dejado comentarios en este blog y en las redes sociales, pero también a todos aquellos lectores silenciosos que se han sumergido en mi literatura y que han contribuido a que el círculo crezca cada vez más. A todos los que se han acercado a cualquiera de los eventos en los que participé durante este año y que, por un motivo o por otro, han optado por llevarse alguna de mis obras, cuando en la mayoría de los casos la oferta que había alrededor era abrumadora. Muchas gracias por hacerme un hueco en vuestros hogares y por pasar un rato entre mis páginas.

En segundo lugar, a mis editores, que han apostado y siguen apostando por mi trabajo. Es indudable que nada de esto sería posible sin su buen hacer, sin su talento y su profesionalidad. Ellos son el puente que me une a los lectores, los que dan forma definitiva a todo este caudal de palabras que en poco o nada se quedaría si no invirtieran su capital, exiguo en la mayoría de los casos, en convertir la obra escrita en libros que uno pueda palpar y leer. A todos ellos, gracias por hacerme un lugar en sus catálogos.

También quería agradecer muy especialmente a la academia Fuentetaja por abrirme sus puertas desde hace ya tres años y confiar en mí para sus Talleres de Escritura Creativa. Juntos estamos llevando adelante una excelente labor de formadores de escritores y propagando el amor y la devoción que sentimos por esta profesión; esto me hace recordar y agradecer, desde luego, a todos los alumnos y alumnas que han formado parte de mis clases durante este año, a todos los que siguen soportándome semana tras semana y que me profesan tanto cariño y cercanía, y que se entregan en cuerpo y alma a las actividades que llevamos a cabo, y a todos aquellos que se han de incorporar próximamente a mis clases. Como siempre digo, todos formamos parte del mismo barco: ese que nos conduce, entre olas tempestuosas, al disfrute máximo de la tarea literaria.

Es justo agradecer también a todas las personas que trabajan de forma directa o indirecta conmigo, y cuya labor ha sido esencial para sostener este proyecto: agentes, correctores, ilustradores, lectores beta, libreros y organizadores de eventos. Una mención especial para Librería Sinopsis, por permitirme su espacio para mis charlas y clubes de lectura y por proveerme tan diligentemente de tanto material literario. Todo esto no sería posible tampoco sin el aporte de los encargados de los departamentos públicos y gubernamentales que han contado conmigo este año para impartir conferencias, charlas, ponencias y talleres en distintos ámbitos y escenarios de nuestra geografía, desde el Centro Penitenciario Las Palmas II hasta la Hispacón en Valencia; desde el Festival del Manga en Infecar hasta la Feria del Libro de Madrid. Gracias también a los organismos que me han financiado todos los viajes que he hecho este año y que han ayudado a sufragar las estancias, alojamiento, transporte, comidas, paseos y un largo etcétera; vuestra contribución ha sido esencial para afrontar esta aventura. No quiero terminar sin hacer una mención de agradecimiento para todos ellos, y muy en especial para nuestro querido Juanbe, que nos dejó este año, en una triste mañana de septiembre; el mundo de la literatura y de la cultura ya no será lo mismo sin ti, querido amigo.

Huelga decir que hay muchísima gente más a la que agradecer: familiares, amigos, allegados de todo tipo y de todas las latitudes imaginables. Gracias a todos y al trabajo diario y constante siento que vivo un sueño del que espero no despertar jamás. Por eso, creo que también es muy importante que te agradezca de todo corazón a ti, que frecuentas este blog, que compartes y difundes su contenido en las redes sociales, que te suscribes y esperas el correo electrónico con las últimas tonterías que se me ocurren o que simplemente te pasas por aquí cada lunes a ver qué voy a contarte. Desde aquí te tiendo un abrazo eterno y levanto mi copa para brindar: ojalá que el 2020 sea tan idílico y maravilloso como este 2019 que se marcha, y que me encuentre donde siempre quiero estar: aquí, en este rincón tan querido, disparando letras sin detenerme.

¡Feliz 2020!

1 comentario en “Un año muy especial

  1. Ha sido un gustazo verte crecer como escritor durante todo este año, amigo mío. Creo que tomaste una decisión muy valiente y has sabido sacarla adelante con coraje, esfuerzo y trabajo. Todo lo que te llegue de bueno bien merecido lo tienes. Eres un currante de las letras y te auguro un 2020 aún mejor que este 2019 que dejamos atrás.
    Un fuerte abrazo.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.