Feria del Libro de Madrid 2019

Tal y como te prometí la semana pasada, me paso hoy a disparar letras para contarte un poco la experiencia que supuso participar en la Feria del Libro de Madrid los días 8 y 9 de junio. No acudía a este encuentro literario en la capital de España desde mayo de 2015, cuando la eclosión de Pandemonio me llevó a compartir momentos inolvidables con los lectores. Y lo cierto es que echaba de menos el sitio acogedor que nuevamente me ha brindado Maidhisa en su caseta. Fueron dos jornadas increíbles durante las cuales tuve la oportunidad de vivir una experiencia llena de buenos momentos.

sdr

Abismo, Alguna clase de monstruo, Consejera nocturna, Un puñado de sombras, Grietas en el tenado, Pandemonio, Veneno de escorpión… Todos bien colocaditos en la caseta de Maidhisa

También, y como no todo era firmar, me dediqué a dar unos cuantos paseos arriba y abajo, a lo largo de las trescientas sesenta casetas. A veces costaba desplazarse debido a la auténtica riada de gente que invadió el Parque del Retiro durante este fin de semana. Se respiraba un clima de literatura absoluto, y era reconfortante ver a la gente acercándose a conocer a sus autores favoritos y llevándose sus libros firmados, además de alguna ocasional fotito. Ni siquiera el calor sofocante pudo amilanar a esta multitud de lectores.

Como no podía ser de otra manera, me acerqué hasta la caseta de Valdemar, esa editorial por la que sabes que profeso un auténtico fervor religioso. Si la economía y la logística me lo hubiesen permitido, creo que me habría traído el contenido completo de este stand para mi cueva aquí en Las Palmas. Te dejo algunas imágenes de ese impresionante rincón. También fue una buena ocasión para encontrarme con amigos y escritores de nuestra tierra, como Elio Quiroga o Alexis Ravelo, con quien compartí el vuelo de regreso.

Quería agradecer especialmente a todo el personal de Maidhisa por su calurosa acogida en la caseta y por todos los buenos ratos que me brindaron. También a Canarias Crea, sin cuya financiación esta aventura hubiera sido, lógicamente, mucho más complicada. Con la Feria del Libro de Madrid cierro esta temporada llena de desplazamientos, firmas, conferencias y actividades. Ahora queda preparar las clases para los talleres intensivos de verano (te recuerdo que estaré impartiendo dos en las instalaciones de Fuentetaja: nuestro habitual intensivo de Escritura Creativa, más otro sobre Pautas para escribir un relato de terror; consulta ambos aquí). Y, por supuesto, a seguir disparando letras y contando nuevas historias. Puede que el año que viene haya un hueco de firmas en la Feria de Madrid, y sería ideal aparecer por allí con abundante material nuevo…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.